El mango, Curiosidades, beneficios y recetas

El mango, Curiosidades, beneficios y recetas

La exquisita y exótica fruta tropical abunda en estos momentos en todos los puestos de ventas ambulantes en toda Venezuela. No deje pasar la temporada y disfrute del “melocotón del trópico” como también se le conoce. Aquí le recordamos cuáles son sus propiedades y las recetas que puede preparar.
El mango es una fruta de la zona Intertropical, de pulpa carnosa, con hilos, especialmente en la variedad llamada “mango de hilacha”. Es una fruta normalmente de color verde en un principio, y amarillo o anaranjado cuando ya está más madura, de sabor dulce y medianamente ácido cuando no ha madurado completamente.

El mango que crece espontáneamente en la zona intertropical americana es de color amarillo, más pequeño que las variedades de injerto y muy dulce, tanto el mango de bocado como el de hilacha. Su época de cosecha presenta un “pico” o máximo en el mes de mayo, lo cual resulta paradójico, ya que en este mes es cuando se inician las lluvias por lo que toda la maduración de los frutos se produce en los meses de mayor sequía.

El sabor es muy diferente entre una variedad y otra. Por ejemplo, la manga se parece más a un melocotón en almíbar, mientras que los mangos de bocado o de  hilacha se acercan mucho en el sabor aunque varíen en la textura.

Muy pocos lo conocen, pues lo ven solo como un árbol frutal, pero el mango es un árbol medicinal y muy necesario. Del mango se pueden utilizar casi todas sus partes, en especial, el fruto,  las flores y las hojas.

El mango es originario de India, donde es conocido como el rey de las frutas. Desde allí se difundió poco a poco por las regiones tropicales de Asia y de África. Los portugueses lo llevaron a Brasil en  el siglo XVII, desde donde se difundió por toda América.

El mango está presente en el folklore, en las leyendas, en costumbres religiosas y en la medicina tradicional de diversos países del sureste asiático. Es la fruta nacional de India y de Pakistán y el árbol nacional de Bangladesh.

En el hinduismo, el Dios Ganesha, simbolizado por la cabeza de un elefante y reverenciado como removedor de los obstáculos, sostiene en sus manos mangos perfectamente maduros como símbolo de los logros de los devotos y de su potencial de perfección. Es así, el momento de mayor productividad del árbol de mango tiene lugar durante el mes de mayo, cuando paradójicamente hay sequía en los países del trópico. Es decir,  el proceso de maduración del fruto ocurre en las adversas condiciones de los meses secos del año. Pero además, el mango, ya arraigado, no requiere de riego y rechaza los incendios: una plantación de mangos difícilmente podría quemarse durante la época de sequía, ya que es el período de máximo crecimiento de biomasa para estos árboles y de mayor actividad de la fotosíntesis por la menor nubosidad.

En la actualidad los principales productores mundiales de mango son  India ( produce más de 30% de toda la producción mundial), China, Tailandia, Paquistán, México y Brasil; otros países con producción importante son Australia, Israel y Estados Unidos. Hay que señalar que, actualmente, se cultiva en todas las tierras bajas de las zonas tropicales y subtropicales del planeta. La FAO estimó, en 2009, una producción mundial de 35 millones de toneladas.

El mango es una fruta muy versátil que puede consumirse en sus diferentes etapas de maduración; además, el milenario esfuerzo de los cultivadores ha legado una gran variedad de mangos que deleitan el paladar con sus diferentes características. Los mangos pueden disfrutarse como fruta, en ensaladas, en licuados y jugos, para preparar salsas, encurtidos (mango verde), deshidratados y de múltiples formas.  También se han utilizado los mangos y otras partes de la planta con fines medicinales desde hace miles de años.

Estos son sus principales beneficios:

Los  mangos son considerados como una fruta rica en nutrientes, su contenido nutricional cambia según la variedad y su grado de madurez. Son una buena fuente de betacarotenos (que nuestro cuerpo puede utilizar para sintetizar vitamina A), aportan cantidades importantes de vitamina C y también son una buena fuente de potasio, de magnesio y de fibra.

El mango, al igual que la papaya, la piña y el kiwi, contiene enzimas protelíticas que ayudan a aprovechar mejor los nutrientes.

Posee minerales como el magnesio, fósforo, calcio y potasio. Además de las vitaminas E, C y la provitamina A.

Gracias a su contenido en fibra es capaz de prevenir o mejorar el estreñimiento, reducir el colesterol y regular el azúcar en sangre. Es una fruta saciante, por lo que resulta beneficiosa en caso de diabetes y exceso de peso en cantidades moderadas. Es un laxante suave, rico en nutrientes, pobre en grasas y diurético.

Es antioxidante y anticancerígeno, pues tiene ácidos como el málico y mirístico y flavonoides como la quercitina

Contiene ácido fólico, por lo que es una fruta ideal para comer durante el embarazo y la lactancia materna

La mejor manera de disfrutar del mango y de sus propiedades nutricionales es comerlo al  natural, con unas gotas de lima para acentuar su sabor. Es importante escoger  los que desprenden buen olor, se sienten flexibles al tacto, pero que no se hunden con la presión. Descarta los que tienen zonas negras, muchas manchas o están muy arrugados. Otro aspecto a tener en cuenta es que las proporciones de los nutrientes del mango pueden variar según el tipo y la cantidad de la fruta, además de otros factores que puedan intervenir en la modificación de sus nutrientes, y  según la preparación del mango, puede variar también sus propiedades y características nutricionales. Por su contenido en  vitamina A es importante  para la salud. Tiene acción beneficiosa en  la piel, la vista, el cabello, las mucosas, los huesos y el sistema inmunológico. También por su contenido en  vitamina C ayuda en  la absorción de  hierro, la formación de glóbulos rojos, colágeno, dientes y huesos.  Ambas vitaminas tienen propiedades antioxidantes.

Recetas:

Licuado de mango y piña

Ingredientes
1/2 mango de los alargados (verdes) o uno de los rojos o amarillos.
3 rodajas de piña.
Una taza de yogur natural.
Hielo.

Preparación
Pelar, limpiar y trocear las frutas. Licuar hasta obtener un líquido muy espeso totalmente liso. Servir inmediatamente, con hielo a gusto.

Crema de mango

Ingredientes

1 mango verde.
1 taza de crema de coco.
1 cucharadita de comino.
1/2 cucharadita de pimienta.
1/2 cucharadita de cúrcuma.
1/2 cucharadita de jengibre.
Una ramita de cilantro.
Sal marina al gusto.
(Todos los condimentos van molidos)

Preparación
Se toma la pulpa del mango y se licua con la crema de coco. Se le añade el resto de los ingredientes hasta formar una salsa compacta, lista para comer.

Yogur con mango y hierbabuena

Ingredientes
400 g de yogur natural.
480 g de mango.
20 g de zumo de limón (recién exprimido).
12 hojas de hierbabuena.
Endulzante.

Preparación
Pela el mango y córtalo en trozos, recupera el jugo que pueda soltar y pon la fruta y su jugo en el vaso de la batidora. Añade el azúcar o endulzante, puedes poner menos cantidad de la indicada, es más fácil añadir que quitar. Incorpora también las hojas de hierbabuena, el zumo de limón y el yogur.

Ensalada de arroz aromático con mango y pepino

Ingredientes
400 g de arroz.
300 g de mango.
250 g de pepino.
1 cebolla morada pequeña.
80 gramos de nueces peladas.
Mostaza.
60 g de aceite.
Pimienta negra.

Preparación
Prepara el arroz, lávalo con agua fría y ponlo en una cazuela con el doble de agua (o según indique el fabricante) y añade sal al gusto. Cuécelo hasta que haya absorbido el agua y esté cocido, entonces refréscalo con agua fría para frenar la cocción. A continuación prepara el resto de ingredientes, corta el mango en daditos, igual que el pepino, pon ambos ingredientes en un cuenco amplio. Pela la cebolla y pícala en daditos, añádela al cuenco junto a las nueces troceadas. Mezcla el aceite con la salsa de mostaza, la pimienta y sal al gusto. Vierte el aderezo sobre la ensalada de mango y pepino reservando un poco para el emplatado, mezcla bien. Coloca unas hojas de albahaca fresca.

Jalea

Ingredientes

12 mangos no tan maduros; es decir, un poco verdes.
Azúcar en el peso equivalente a la fruta.

Preparación
Se pelan los mangos y se vierten en una olla con agua donde se cocinan lentamente tapados hasta que estén blandos. Una vez terminado ese proceso se deja enfriar y se separa la pulpa de las semillas. La misma se pesa y allí se añade el azúcar. Se lleva al fuego y cuando alcanza el punto de hervor se remueve con una cuchara de madera hasta que su consistencia sea muy suave. Se vierte la jalea en un recipiente rectangular y se deja enfriar.

Chutney

Ingredientes
Dos mangos
1/3 de taza con pasas.
Un diente de ajo.
1/2 porción de cebolla.
1/2 taza de azúcar.
Una cucharadita de sal.
Un pimiento.
1/2 taza de agua.
1/3 de taza de vinagre y un jengibre.

Preparación
Se pican los mangos en trozos medianos o pequeños, ya depende de la textura que busque el cocinero. Se pican, muy finamente, las verduras y todos los ingredientes van a parar a una cacerola profunda. Se mezcla con el azúcar, sal, agua, las pasas y el vinagre. Se coloca sobre fuego medio y se cocina hasta que comience a caramelizarse y a formar una mermelada espesa con todos los ingredientes. El chutney acaba envasado en recipientes esterilizados para que tenga mucho más tiempo de duración.

 

Para ver el articulo completo: REVISTA ESTAMPA

Compartir esta entrada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *